Noé Pernía

Fue un misterio que nos mantuvo en vilo durante los últimos cuatro años, sabíamos que los Cohen –una familia de magnates inmobiliarios de Venezuela– estaban detrás del proyecto.

Era una proeza entrar para verlo mientras lo reformaban.

Fue el secreto mejor guardado y ocupó mucho centimetraje en la prensa española hasta que llegó el gran día, el 24 de marzo de 2017, cuando abrieron sus puertas al público.

Roberto y Alfredo Cohen retomaron un viejo centro comercial con estética de los años ochenta para convertirlo en una opción más cercana a las necesidades del consumo de hoy.

La inauguración fue sencilla, nada de fastos ni luces cenitales de esas que llegan al cielo nocturno recordando las haces infinitos de las baterías antiaéreas.

Roberto y Alfredo pronunciaron sendos discursos, más bien encapsulados dentro de una formalidad que no cuadra mucho con la espontaneidad y cercanía de ambos.

Este importante núcleo comercial le dará vida, siempre claro está bajo el concepto de los Cohen, a la zona sur de la ciudad capital de España que bien necesita un baño de fortuna.

De hecho, una de las ventajas del Sambil Outlet Madrid es que le queda una estación del metro en toda la puerta, cosa poco común y muy ventajosa para quienes no tienen coche.

En medio de la algarabía a la que estuvo invitado el Grupo Aristeo, hemos podido conversar con un simpático Roberto Cohen, vamos, que nos hizo sentir como en casa, virtud que tienen los excelentes anfitriones. ¡Chapeau!