Noé Pernía

Lo más aburrido que puede contar Konrad Firgau Quintero de sí mismo es que trabajaba para una compañía de seguros. En cambio, lo más interesante es que –en su faceta como emprendedor– promociona la obra de su tío José Antonio Quintero (1946-2011) y la de otros connotados artistas iberoamericanos.

Vive en España desde 2003 cuando emigró de Venezuela con la cabeza llena de líneas y luces, y volvió a Venezuela en 2012 con la misión de rescatar los óleos, las esculturas y las serigrafías de José Antonio Quintero (1946-2011), el tío, además de organizar una retrospectiva con su legado.

Se asoció con Christie Jovanovich y juntos han fundado en Madrid la empresa Selva Design que se encarga de estampar en objetos y utensilios de uso cotidiano las obras de los grandes artistas iberoamericanos, comenzando claro está por el ilustre tío José Antonio que dedicó toda su vida al paisajismo venezolano en su taller de Los Dos Caminos, al noreste de Caracas.

La apertura oficial Selva Design fue el pasado 3 de diciembre y ya se han presentado en dos ferias navideñas donde la gente toca y acaricia tazas, camisetas y cojines decorados con Cruz Díez, Soto, Gego y Quintero. “Todos los emprendimientos son riesgosos pero el mayor riesgo es no haberlo intentado”, reflexiona Konrad cuando le preguntamos sobre el futuro de su empresa.

La intención Firgau y Jovanovich es crear alianzas estratégicas con puntos físicos, participar en ferias y presentar una colección cada seis meses. Jovanovich es la directora de operaciones de la marca:

Usamos algodón 100% ecológico en las camisetas de hombre y niños, tenemos certificación internacional. La materia prima de los otros productos así como la mano de obra son españoles. Y los diseños son minimalistas por lo que no se restringen al público latinoamericano. Cuidamos todos los detalles.